sábado, 21 de noviembre de 2009

74

Qué quieren que les diga.

Ahora mismo soy un jodido desecho quimico.
Un desecho quimico, mental, espiritual, total.
No asimilé demasiado bien las cuatro o cinco cervezas con el vodka, y suerte que tuve un momento de lucided y negé un vasito de... no se, apestaba, bien podria haber sido aguarrás.
Tengo el bigbang en mi estomago y me duele todo el cuerpo.

Es la primera vez que tengo resaca.

Ha habido noches peores, pero jamás me habia levantado con este malestar en el cuepo. Creia que estaba a prueba de resacas... Quizás acostarse llorando influya en el como te despiertas.
Bueno, vale, se me olvidó desmaquillarme, y admito que me he asustado yo misma de mi reflejo esta mañana. Los ojos como si tuviera tracoma o algo asi.
Me me preparé el desayuno y me senté en el sofá, bajo el brasero a comermelo. No habia nadie en mi casa. Un sabado a las ocho de la mañana y yo sola en mi casa. Despues de haber pasado la peor noche desde que tengo memoria.

Me dió pena mi desayuno.

No tenia una pizca de hambre. Joder, en verdad queria devolverlo todo.
Lo he dejado en la cocina de nuevo, por si luego me vuelve el apetito. Anoche tampoco cené ahora que recuerdo... Bleh es igual.
Ahora mismo no se muy bien que hacer. Estoy sola y mi casa me parece demasiado grande. Tengo frio, pero no quiero irme bajo el brasero de nuevo. Alli me sentiria mas sola todavia.

Aun tengo el miedo en el cuerpo.

De anoche.

Anoche me dió por poner los pies al borde del abismo y asomarme para contemplar lo facil que resulta caerse y lo inmensamente dificil que es saber salir de él.
No se si lo he conseguido, aun tengo la cabeza llena de bruma. El miedo sigue inflandome el pecho y a pesar de haber dormido, (un par de horas lo sumo) siento como si no hubiera descansado nada.
Apenas he podido dormir. Despues de todo eso, lo ultimo de lo que tenia ganas era de dormir. Mas bien tenia ganas de morirme.
Soy masoquista.
Me puse a pensar.
A pensar.
Lo menos recomendable sabiendo como soy yo y como pienso yo.
Quise recordar todas y cada una de las palabras que intercambié anoche con la persona mas importante de mi vida. Cada una se me clavaba en el corazón como mil cristalitos que han surgido de haber destrozado lo mas bonito que me ha pasado jamás.

Soy experta en joder cosas asi.
Tengo un don para ello.

Me dediqué a recordar todas esas cosas y pude sentir de nuevo la ansiedad meterse conmigo en mi cama. Y el miedo. Y las lágrimas renaciendo en mis ojos.
Todos dormian y yo lloraba.
Como una completa inutil que no sabe otra cosa que putear a la gente y destrozar momentos, sentimientos y recuerdos.
Sin comerlo ni beberlo, comencé a sentirme la persona mas despreciable del planeta.

El hecho de que un terremoto surgiera bajo mi almohada hace que mi corazon decida no latir de golpe. Me hago daño en el pecho cuando comienzo a imaginar, a pensar, a dar por sentado lo que no es.
Miralo ya, antes de que se te vaya la cabeza y vuelvas a liarla.

La tercera vez.
Y la ultima.
Canso a cualquiera.
Me parece increible que no me hubieras mandado a la mierda desde antes de vernos.

Es entonces cuando mi corazon vuelve a latir de nuevo y poco a poco mis manos comienzan a responder.

...

No me lo merezco.
No me merezco que me digan "te amo" despues de haber escrito semejantes estupideces.
Que al fin y al cabo estoy intentando rectificar.

"Que de gilipoyeces se hacen por amor, ¿no?"

No recuerdo quien dijo esto.
Pero se que alguien lo dijo y le doy bastante la razón.
Me he arriesgado no solo a que me odies mas de loq que ya me odiabas antes de intentar nada.
"Si no estás dispuesto ha hacer locuras no mereces enamorarte."
Eso si es cierto. Y tan cierto.
Podria hacer infinidad de cosas por amor.
Pero no por un amor cualquiera. Ahora mismo no me imagino a otra persona mas que a ti ocupando mi cabeza las 24 horas del dia.
Cuando estás mal, no puedo evitar preocuparme. Mis preocupaciones me llevan ha hacer cosas muy idiotas. Como tirarme toda una mañana en silencio, pensando, pensando, triste, intentando averigüar como sacarte una sonrisa.
Pero en ocasiones pensar tanto me es inutil y no llego mas que a una conlusion: te quiero demasiado como para verte sufrir.
Un dia entero de soledad no me ha servido nada mas que para llegar a una conclusion que está corroborada desde hace semanas: Te amo. Me importas. Te quiero ver feliz. Por encima de cualquier cosa.

Y estoy ansiando verte feliz.
Dentro de una semana exactamente.
Dentro de una semana podré volver a disfrutar de tu sonrisa y de tu voz, tal y como llevo esperando desde ese dia en que tuve el inmenso placer de conocerte en persona.

No se si me habrás perdonado del todo.
Si guardarás rencor hacia mi y mi estupido comportamiento.
Pero espero que algun dia puedas perdonarme por completo y puedas darte cuenta de lo muy importante que eres para mi.

Mil gracias por hacer de esta semana la mas feliz de mi vida... Espero poder decir lo mismo dentro de una semana. Y de otra. Y de otra... Y espero poder ir alli estas navidades y arrancarte una sonrisa de pura ilusion...


Te amo ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario