lunes, 5 de diciembre de 2011

422



Se me han acabado las ideas. 
Definitivamente.

Perdonadme por contradecirme, pero las entradas anteriores, las escribí bajo los efectos del alcohol y el positivismo ingenuo.