domingo, 17 de abril de 2011

357


Nadie ve tantísima belleza en el fuego, como aquel que disfruta provocándolo. 
Imposible no querer quemarse en esa atractiva luz.

Two points to the improvisation