miércoles, 2 de marzo de 2016

596

Hola Cristina. Cuando leas esto dentro de unos meses, o años, quiero que recuerdes este sentimiento de serenidad que ahora te invade.
Te recuerdo que eres todo drama, una romántica de mucho cuidado, inocente cual bebé y bastante insufrible cuando te lo propones. Y cuando no.
Pero también te recuerdo que no eres inútil, ni de piedra, ni mala persona. Puedes hacer las cosas bien, fatal y a veces muy bien. Formas parte de ese 100% de la humanidad que no es perfecto.
Te recuerdo también lo que una vez te dijo un buen amigo, que la rueda sigue girando y que puedes volver a subirte cuando te veas con fuerzas, no entres en pánico a cada tropiezo. Que la vida es un constante ir y venir de emociones y nunca es el fin del mundo si no te dejas vencer.
Cuando me leas dentro de un tiempo espero que seas capaz de recuperar esta invasión de valor y positivismo que hoy te ha secuestrado y que no te haga falta hablar con un psiquiatra para recuperar las ganas de vivir.
Para eso estas rodeada de personas que te ayudarán, lo mejor que puedan y sepan sin cobrarte 50€ la hora. Se agradecida y ten consideración con ellos. Tienes la suerte de ser querida.
No pierdas los nervios, no te dejes tragar por la tristeza, no te comas las uñas y no distorsiones la realidad.
Y ya sabes que no todo son "no". No se trata de atarse las manos para no arriesgarse.  Se valiente, se constructiva, evoluciona. Ten paciencia y quiere por encima de tus posibilidades.
No se si cuando leas esto ya habrás encontrado tu razón de existir o si simplemente te estarás ocupando con algo que ahora mismo te parece fascinante. Sea como sea, hagas lo que hagas, hazlo con todas tus ganas. Aunque dure un suspiro. No tengas miedo de las caídas. Al final siempre se firma la paz y al final siempre es el principio.
Cristina, espero muchas cosas de ti, espero que algún día las consigas y espero que te las merezcas de verdad.
Como dijo Pablo Picasso, que la inspiración te encuentre trabajando. O algo así.
Menos mal que no me explicaste como sobrevivir a esto. Lo estoy aprendiendo poco a poco.

Fmdo: Una resurrección espontánea