viernes, 2 de septiembre de 2011

400



Podría escribir un libro tan solo de impresiones. De esperanzas, de expectativas y de castillos construidos sobre las nubes. Un libro de ideas, propuestas, planes, una biografía de miles de remiendos mal hechos que no saben tapar los rotos del alma. El alma.
Podría escribir un libro de cómo sobrevivir a la desilusión, de como esperar sin esperar. Puedes barajar  miles de posibilidades y finalmente no acertar con ninguna.
Podría escribir sobre como se pierde a un amigo; por que se que ya está perdido.
Soy la reina de los arreglos rápidos, fáciles y suficientes. Basta con mirar a otro sitio, sonreír, hablar como una piedra, y podría decirse que estás vacía. Estoy vacía.
Soy como esas trampas camufladas en un camino, que mientras no las veas seguirá siendo seguro. Pero como caigas estás perdido. Estoy perdida.
Estoy vacía y perdida.

Las golondrinas se fueron para no volver, ya no hay nada por lo que merezca la pena esperar pero... sin embargo hay que esperar. Esperar, sin esperar.

Esto debe ir cogiendo un tono más invernal. Este año se ha adelantado.

Serás la mariposa más fuerte del mundo.