domingo, 29 de abril de 2012

viernes, 27 de abril de 2012

454


Ya se lo que quiero hacer en la vida. No se si será un volunto, o de verdad siento que esa es mi vocación. Pero se que si algún día tengo la suerte de hacerlo, me sentiré realmente orgullosa de mi. 
La guerra siempre me hace llorar. Pero se que no lloraré.
No se por donde empezar.

jueves, 26 de abril de 2012

453



¿Qué es lo que quiero?¿Qué es lo que voy a hacer?¿A donde voy a ir?¿Por que tengo que pensarlo ahora?

miércoles, 25 de abril de 2012

452



Hoy tuve una pesadilla terrible. De las que chillas en sueños, que te quedas sin aire, lloras y te despierta el latido de tu corazón que casi se te sale del pecho. De las que nadie se enterará nunca. De las que rezarías al mismísimo demonio para que jamás sucediese.

domingo, 22 de abril de 2012

451



Así está bien. Hoy está bien.
Me gusta cuando estoy con mis amigos. Hablamos del pasado y nos reímos de él. Y de todos ellos.

viernes, 20 de abril de 2012

450



- Oh, genial, no tienes ni puñetera idea de lo que estás haciendo.
- Exactamente eso.
- ¿Y te diviertes?
- A veces si... Otras no tanto. Pero se lleva.
- Podrías pararte cinco minutos a pensar en el mañana.
- ¿Qué? No tengo cinco minutos. Ni tampoco un mañana...
- ¿Como que no tienes un mañana? Tienes miles de mañanas, pero el problema es que están en blanco.
- Eso es como si no los tuviera. Da lo mismo...
- No, no da lo mismo, por un lado, puedes no tener mañana, como le pasó a él, y tener un mañana en blanco, como te pasa a ti.
- Estoy bien aquí, hoy, ahora. No me sobra ni me falta nada.
- No, sabes que no.
- ¿Y tu si lo sabes?
- Claro que lo se, soy tú. Bueno, lo poco que queda de ti, de tu antiguo yo. Del verdadero.
- Creí haberte dicho que esperaras. Ya llegará tu momento.
- Para cuando llegue mi momento, me habré muerto.
- No, tu no morirás a no ser que yo quiera. Y algo que si se, es que no quiero matarte. Jamás lo haría.
- El tiempo me mata Cristina, el tiempo, no tú. Date prisa, muévete, haz algo, me estoy muriendo.
- Mataré al tiempo.
- ¡Deja de ser tan idiota! ¿Qué vas a matar al tiempo? ¡Te encanta creer que todo depende de las estrellas, el sol, la luna, los horóscopos, el destino y no te atreves a elegir tu vida!
- Todo el mundo necesita un algo en lo que apoyarse. Unos tienen a Dios, otros a Alah y yo, tengo a mis estúpidas estrellas y mi estúpido destino. Estoy bien así.
- Por favor, por un momento, deja de actuar como si de verdad creyeras en algo de todo eso y recuerda. ¡Recuerdame!¡Creías en tí, creías en mí!
- Tenía mis razones para creer en mí, igual que ahora tengo otras para no hacerlo.
- ¿Qué ha cambiado?
- Yo, quién si no...
- Pues estás de suerte, pues la única persona que puede cambiarte eres tú.
- Yo sola no puedo.
- Claro que si...
- A veces pienso en cómo sería yo ahora si él hubiera seguido conmigo. ¿Habría seguido siendo la misma?
- No, para nada. Todos cambiamos tarde o temprano. No depende de otras personas, si no de nosotros. De si miramos o no impasibles a la vida. Tú has cambiado, por que no te has quedado inmóvil frente a tu vida. Pero te dejaste vencer, te has rendido... Deberías haber luchado, como hacías antes.
- Cállate, no es lo mismo... No es un suspenso, no es un romance fallido, ni una pelea con mis padres... Es una muerte. Jamás había sufrido tanto en mi propia piel. La gente cree que no sufro, que he sido fuerte y que  lo he superado. Creen que soy lo suficientemente madura para seguir adelante. Pero no es así, lo tengo aquí, en mi cabeza, todo el tiempo. Y por tu culpa, ahora más.
- Lo siento, no era mi intención. Ahora estás llorando. Yo solo quería que cambiaras de nuevo, a mejor, que avanzaras... Que empezaras lo antes posible, si no.. ¿cuando lo harás?¿cuando empezarás a pensar en el mañana?
- No lo se. Quizás nunca...
- Entonces... Nunca empieza esta noche.


Definitivamente, no volveré a hablar conmigo.




viernes, 13 de abril de 2012

449


Es que también tienes que comprender que...
Siempre tengo que comprenderlo todo. Estoy harta de comprender a la gente, de comprender las cosas, solo para que me calle y no complique las cosas. Siempre hago igual. Siempre he estado comprendiendo a la gente, para no hacerme daño con las cosas que hacen.
Por que en el fondo, todo el mundo, me hace daño.

domingo, 8 de abril de 2012

448



De esto que sales de pubs, con los amigos, por fin, ¡fiesta!. Llegas tarde a tu propia ciudad, te duchas, te arreglas (comosiestuvierasroto). Oh dios mio, mensajes, más mensajes "no voy" "lo siento" "estoy fuera" "no puedo"o "buzón movistar..." . Maldita sea, la noche ya era negra de por si, no me la jodáis más. Es igual, vayamos a la aventura, es posible que surja alguna. No cenes, no es momento de cenar. A caminar como una tonta dando vueltas inútiles hasta llegar a la guarida de la nueva rutina. Casi lloro. LLORÉ, porque echo de menos el pasado más que cualquier cosa en este mundo. Cuando tenía abuela, un amigo, una amiga, un equipo, si bueno, ya sabéis...
 Matadme, Kill Me, en  vez de a Bill. Vodka. ¿Gominolas?¿Qué carajo? Estoy harta de tener siempre la misma mala suerte. Lo intenté, juro que lo intenté.
Me arrepiento tantísimo de haberme largado tan rápido del Paraíso, con la falsa esperanza de hacer de la tierra un lugar digno de nosotros... Creyendo que nosotros, todavía somos nosotros. Eso es una jodida MENTIRA.
Detesto la semanas santa, (¿lo he dicho alguna vez?) que absorbe a la gente, es peor que la televisión, la telebasura, peor que la droga, por que encima es algo ficticio, es algo que los débiles de espíritu necesitan para excusar los errores de sus vidas. Maldita sea, (otra vez) si por mi fuera me iría a otro país todas las santas semanas (ja.ja.) del año para no tener que aguantar a esta sociedad de supersticiosos y "pecadores".

¿No vienes? Oh, genial. ¿Has pensado que yo también quiero celebrarte?¿Eh?¿Te das cuenta de que vas por el mismo camino que la colega anterior? Se responsable con TODO lo que tienes. Con todo. O por el contrario, no le des importancia a nada. Pero por el amor de (introduciraquínombredesuperhéroe) si de verdad crees ser capaz de tener de todo, se responsable de todo. No te centres en nada, no merece la pena valorar lo temporal para perder lo que podría ser eterno. Por suerte o por desgracia, yo siempre estoy ahí, ahí como una gilipollas. Tu no has aprendido la lección. Ni de coña, su muerte fue en vano y ahora mismo me doy cuenta de que soy tan imbécil, que a pesar de todo sigo de pie, esperando que abras los ojos y te fijes en que ahora es el momento de apreciar lo que tienes. Y si, antes de que desaparezca. Por que yo, tú, todos podemos desaparecer de la noche a la mañana. Estoy hasta el coño de las relaciones de dos. Sencillamente. Nunca trajeron nada bueno.

Cuando por fin llega la electricidad es tarde, la música mala, pero lo intento, juro que lo intento, intento reír, bailar, beber, bailar más, pero es imposible. La Golfa me recuerda a ti y ahí es cuando lo doy todo. Pero nadie da más, nadie apuesta por nada y se rompe la conexión. La charla es un aislante de la electricidad y cual lucero artificial me apago. A pesar de ver esas (yaviejas) caras, esas incansables risas y el insaciable buen rollo, me fui apagando. Por suerte nadie lo notó. Todos tienen luz propia, pero no la de antes, eso está claro.
Cuanto me hubiera gustado que estuvieras ahí, dando guerra, pelando cables y encendiéndonos a todos, como si fuéramos bombillas de colores. Pero no estás y yo no tengo lo necesario para hacer que esto cobre vida. Lo intenté, te prometo que lo intenté. Pero no soy tú. Nadie es tú.

Admito que a veces me gusta (quécoñomevaagustar) llorarte en soledad. Por que como no lo hice cuando debía, tengo que hacerlo ahora. Cuando escucho una canción, cuando la canto, cuando leo algo que me recuerda a ti. Sobre todo cuando abro la boca. Me da la sensación de que cuando pienso en ti y hablo a la vez se me escapan los recuerdos, y lo que he guardado de tu alma en mi corazón. Y por eso lloro. Creo que cuando más te nombro, menos de ti me queda. Son viejas historias que se pasean por mi cabeza.

Terminó la madrugada y nada me hizo brillar de nuevo. Llegué a mi casa y he llegado a la conclusión de que estoy sola. Eras el nudo que ataba los miles de globos en un solo ramillete y ahora que te cortaron ya solo me quedan las cuerdas. Es patético. La conclusión es patética. Yo sería patética si no intentara levantarme a diario con la certeza de que hoy será el día en el que la herida se cure.
[...] Necesitaba mentir un poco para poder aliviar mi sensación de inferioridad con respecto al mundo.

Hoy regresé del pueblo. Oh, mi amado pueblo. Hacía tantísimo frío que no he podido disfrutarlo como quisiera. Y me siento fatal, como traicionera, hipócrita, infiel. Fui al templo y no pasé del pórtico. Siento no haberte demostrado tanto como debía, pero pensé que el tiempo se congelaba a llegar allí y realmente no fue así. Las nubes blancas espumosas, la lluvia, los truenos, el granizo, el olor a campo mojado... Campo verde, intenso, casi orgásmico. Las golondrinas, que llegaron tarde, pero que nunca se fueron. El sol, luces y sombras, el más puro ambiente que es capaz de curar el alma más destruida... La mía en concreto. Pero ningún paciente puede ser curado si no deja al médico actuar. Soy imbécil, por favor, ni siquiera me dió pena irme, estaba tan concentrada creyendo que la noche sería tan genial como el día. MENTIRA (otravez). NADA y repito NADA puede igualarse a los días de verano bajo una encina, oliendo a campo, soplando el viento, viendo el horizonte como algo sagrado e idílico. Una inmensidad casi igualable a la felicidad que te inunda por dentro.
No tenía que haberme vuelto. NUNCA. MIERDA. La  próxima vez, no me deis a elegir. En ocasiones, la libertad de opinión está sobrevalorada, ya habéis visto. Solo hace falta una orden directa para que mi vocecita interior que dice "hazlo" cambie de opinión. En ocasiones tenemos dos decisiones: la correcta, y la que queremos. La que sabemos que es mejor y la que queremos. La que realmente queremos, y la que queremos. No se si alguien me entiende. Últimamente nadie lo hace.


Bueno, estoy borracha, son las 5 de la mañana y te echo de menos. ¿Qué esperabas?¿Un poema haiku?¿Algo sencillo y directo al corazón? No esta noche.


Salir, beber, el rollo de siempre, 
meterme mil rallas, hablar con la gente...
Llegar a la cama y joder que putada sin ti.

Never let me go

domingo, 1 de abril de 2012

447



Run fast for your mother and fast for your father

Run for your children for your sisters and brothers
Leave all your love and your longing behind you
Can't carry it with you if you want to survive

The dog days are over
The dog days are gone
Can you hear the horses
Because here they come