lunes, 16 de julio de 2012

471


He de reconocer que hoy todo estuvo sublime. Fue un sueño, un tranquilo y placentero sueño, como yo esperaba. Bueno, en realidad no esperaba nada, por eso este día me ha pillado desarmada. Hoy todo me ha hecho sonreír, me hicieron sentir que no faltabas y que a pesar de que todo había cambiado brutalmente, me demostraron que ese todo podía seguir adelante, que nada había perdido el sentido, que éste simplemente cambió, pero seguía ahí.

Quizás llegue un día en el que me despida de ti por completo, pero en días como estos, a pesar de mi felicidad máxima y satisfacción plena, me alegro de tenerte constantemente en la cabeza y que aunque tu no estás conmigo, soy la persona más afortunada del mundo.

La vida sigue, aunque tu no pudiste apreciarlo, y te digo desde este otro lado, que ojalá te hubieras quedado para ver lo mucho que hemos avanzado, y en lo que nos hemos convertido... En lo que me he convertido. Admito que en ocasiones me doy asco, pero todo es parte de esa constante evolución y de ese constante cambio... Aunque me haya costado 19 años darme cuenta.
En fin. Feliz cumpleaños a mi. Tirí tirí.

Cristina, date cuenta que no solo no estás solas, si no que además, estás rodeada de personitas maravillosas.