martes, 15 de abril de 2014

526


Llevo varias semanas queriendo hacer algo de escritura automática. Por un lado creo que es la forma perfecta de extraer, filtrar y canalizar mi constante inestabilidad emocional. Por otro lado, me aterroriza lo que sea que pueda encontrar. Porque es no dejarse caer, sin pensar y las cosas que se hacen sin pensar, me acojonan.
El subconsciente es como una cueva muy profunda en la que no se si quiero meterme, porque quizás luego no sepa salir. O si, o puede que luego salga y me reencuentre. O no, o puede que no me reencuentre, puede que siga igual o más confusa. Joder, ni idea.

Armas de doble filo.