jueves, 29 de marzo de 2012

446



Considero mis sueños una parte muy importante de mi día a día. Bueno, de mi noche a noche. A veces tengo sueños que no quiero volver a tener en mi vida, pero otros por el contrario, cuando me despierto, me deprime saber que no volveré a soñarlos hasta vete tu a saber cuándo... Intento dormirme de nuevo, pensando muy fuerte en ello, pues leí una vez, que los sueños se pueden controlar. Podemos elegir con lo que soñamos. Solo tenemos que pensar en ello, antes, durante y después de que nuestro inconsciente se apodere de nosotros; antes de caer en el sueño profundo. Lo llevo intentando desde que leí ese artículo hace un par de meses, y solo me ha salido dos o tres veces. Me hace gracia cuando me reprimo en mis sueños, pensando que si hago algo será decisivo... Pero no caigo que es un sueño, por muy lúcido que sea.
Hoy soñé que alguien necesitaba ayuda, alguien a quien conocía, a quien tenía mucho cariño, de quien estaba enamorada. Situación de polos opuestos que se complementan, pero con desesperación de por medio. Es cierto que me siento importante ante gente que necesita ayuda desesperadamente, pero no saben que me trastornan, me paralizan, me vuelvo débil y como siempre me ha pasado, hago míos sus problemas.
Siempre he sido así, y es algo que últimamente estoy intentando corregir. Me estoy volviendo egoísta, con tal de no caer en el agujero de nadie. Y lo estoy consiguiendo. No se si eso me alegra, o me deprime más todavía.

No me canso de soñar con el chico de la cocaína. 

445



Hoy me dieron mis notas de la segunda evaluación. 10, 9, 9, 9, 8, 7, 7. Pero llevo todo el día apática, insensible, triste y diría que un poco cabreada. Mi profesora me ha soltado la perla de que voy de sobrada y a mi lo hago todo a mi bola. Pero mi cabreo empezó esta mañana. Es rutinario que últimamente me levante de mal humor y siga así todo el día. No consigo encontrarle una explicación. Cuando siempre le estoy buscando explicación y motivo a todo. Me da rabia no saberlo y me enfurezco más.
A cada día que pasa cumplo más el perfil del típico personaje de película: viejo huraño y mal humorado, que prefiere estar solo y dedicándose a su hobby, y que la causa de su triste, solitaria e insípida vida es la falta/ pérdida de alguien realmente importante para él.
Cumplo todo el perfil, excepto por que no soy vieja. Pero como si lo fuera. He envejecido de golpe, de un año para otro. Estoy esperando al año que viene para rejuvenecer.
También es verdad que me he vuelto una llorica. Con cualquier idiotez lloro. Los recuerdos son así de hijoputas.

Matadme, no puedo seguir así. Te echo muchísimo de menos.




Última llamada

miércoles, 28 de marzo de 2012

444



Se supone que estoy en esa etapa de mi vida en la que tengo que disfrutar y aprovecharlo todo al máximo para convertirme en la persona que quiero ser. En la que maduro, aprendo, raciono y me convierto en adulto.  Pero hasta ahora, lo más adulto que he hecho ha sido votar (menuda gilipollez) e ir a la autoescuela (que no me ha servido de nada). 
Si con lo de aprovecharlo todo se refieren a hacer lo que hay que hacer por huevos ahora o nunca, no me gusta esta etapa. Y si disfrutar consiste en estar donde no me corresponde y sacar notazas a pesar de no hacer lo que quiero, tampoco quiero pasar por esto. 
Siempre me estoy quejando aquí. Solo digo lo que quiero y lo que no quiero. Pero veamos, ¿qué mas me queda? Nada, solo mi derecho a patalear. Quiero quiero quiero quiero quiero quiero que TODO desaparezca. O por el contrario que TODO vuelva a aparecer. 
Echo de menos tantísimas cosas. Me estorban otras muchísimas más... Quiero equilibrio de nuevo. Pero no un equilibrio formal, ni purista, ni blah blah blah blah blah, quiero mi equilibrio de nuevo... Y no quiero ser quien soy. No soy quien quería ser. Quiero que todo sea como antes, incluida yo. E incluido tu. Si al menos tú fueras.

¿Recuerdas? Esta era tu guerra. Tu puta guerra. Vas ganando. Sigue así. No cierres los ojos, todavía no.

Querido John

martes, 20 de marzo de 2012

443


Hoy volví a acordarme de ti.
A diferencia de ayer, antes de ayer, antes de antes de ayer, etc... 
Hoy dolió más.
¿Y tú?¿Tú por qué estás muerto?

El barrio contra mi.

sábado, 17 de marzo de 2012

442


Creciendo y madurando por la fuerza, pero tengo esperanzas de que algún día volveré a ser niña. 
Una niña independiente y eso.

Hook

martes, 6 de marzo de 2012

441



Solo tengo ganas de llorar. Por que todo sale mal. Nada está donde debería estar. Ya nada es igual. Me voy a derrumbar. Tú ya no estás. No hay nadie a mi lado. Yo quiero continuar, pero el camino se hace largo y difícil de llevar.
Ya no soy yo. Yo se ha perdido. No le puedo encontrar. Mis manos han perdido el don y la energía. Y mi cabeza lo ha perdido todo. Simplemente todo. Absolutamente todo.
Me convertí en una cualquiera, con aires de grandeza. Y el aire, como aire que es, corre y se larga. La grandeza se ha acabado, no me veo capaz de nada que no sea caminar, mi cuerpo funciona y mi alma está rota e inútil. No me canso de decir que este no es mi lugar, que estoy donde no debería, que yo tendría que estar en otro mundo... Pero la realidad es que no puedo moverme de aquí.

Dios mio, solo tengo ganas de llorar.

Mi vida no está siendo como yo la dibujé. La verdad es que nunca se me dió muy bien dibujar.


Quien no quiso cuando pudo, no podrá cuando quiera.