domingo, 6 de mayo de 2012

457



Me he dado cuenta de que soy una cobarde y me da miedo el futuro, que para colmo, siempre está ahí. Soy increíblemente indecisa, no se lo que quiero, ni cuando lo quiero, ni como lo quiero. Me he dado cuenta de que siempre estoy hablando de mi, de lo mal que se me da la vida y vivírla. Me quejo a todas horas, aunque no diga ni pío, estoy siempre pensando en que podría ser todo más fácil. Que podría ser distinta, hablar de otra forma, vestir de otra forma, actuar de otra forma, que podría no ser yo, clamando al cielo que porqué tuve que ser yo y mis circunstancias.

No se a donde voy, aunque si de donde vengo, que ya es algo.