domingo, 13 de marzo de 2011

335



Conseguiremos un hogar, compraremos un piso. Pintaremos las paredes de color de rosa, de azules y verdes. Los sofás serán burdeos, de cuero del malo. La tele grande, siempre puesta la MTV y Teledeporte. Y tendremos un gato y un perro que se llevarán bien. Se llamarán Kiara y Dante. La cocina será naranja y tendrá una ventana a la calle. La azotea será inmensa, y podremos ver atardeceres increíbles desde allí. No dejarás que me sienta sola ni yo que tu te sientas mal. Comeremos lasaña y patatas con barbacoa todos los días y cenaremos pizza con Nestea. Los sábados serán sacrofiesta y no habrá día en que no suene rock'n roll por el pasillo. Iremos a entrenar día si día no, jugaremos a rugby. Y yo decoraré la casa con mis cuadros y tu sonreirás siempre. No nos hará falta nadie más que nosotras mismas. Oiremos solo las voces que queramos oír.

Jamás habíamos tenido un sueño tan utópico, ¿eh?

Las princesas tienen fecha de caducidad, cabrones.

2 comentarios: