viernes, 3 de julio de 2009

55

No pienso llorar por todo esto. No merece la pena llorar por algo tan cotidiano y usual.
Ya el todo de todos se está llendo a la mierda. Cada dia es mas dificil levantarte por la mañana con una sonrisa. Últimamente estoy demasiado atareada pensando en la que se me viene encima, en vez de en como evitarlos. Son tantos los problemas que mi cabeza alberga, que me veo incapaz de solucionar alguno de ellos. No es culpa mia. Ni de nadie en realidad. Bueno, si, mas bien si. Hay alguien que tiene toda, o la gran mayoria de la culpa, pero esa persona es tan asquerosamente hipócrita y avariciosa, que permitirá que
el todo de todos se vaya a la mismisima mierda. Y no nos podemos quejar. Él esta al mando. Ustedes eligieron esto... No, nos podemos quejar. Y tampoco podemos hacer nada al respecto. Asi que toca lo de siempre. Aguantar el chaparron, comerme ese marron en silencio y temer por el mundo que en un futuro pondrán en mis manos.

Es lo que tiene ser adolescente. Solo puedes decir, gracias por nada.


7 de diciembre de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario