lunes, 14 de diciembre de 2015

591

No quiero dejar constancia de la derrota, si no está escrito, no existe. Se queda en mi cabeza, en esta pantalla. Un papel me pesa mil veces más que cualquier cosa. La palabra escrita, esta en la cumbre de todas las cosas verdaderas. Ay Platón, pero qué he hecho. Qué barbaridades digo. Y por si acaso escondo el diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario