miércoles, 25 de abril de 2012

452



Hoy tuve una pesadilla terrible. De las que chillas en sueños, que te quedas sin aire, lloras y te despierta el latido de tu corazón que casi se te sale del pecho. De las que nadie se enterará nunca. De las que rezarías al mismísimo demonio para que jamás sucediese.

No hay comentarios:

Publicar un comentario