martes, 28 de febrero de 2012

440



Esta vez... No tuve miedo. Pero aún sin miedo, duele.
¿Porqué? Por que la vida es así. La conoces, te enfrentas a ella, vences... y duele.
O no, o no vences. O ni siquiera te enfrentas. Solo te preocupas por conocerla cuanto más mejor. Pero así no se consigue nada. Solo que duela.

Últimamente, solo veo películas que me dejan con un mal sabor de boca.
La terapia no va bien.

La novia del mar

No hay comentarios:

Publicar un comentario