lunes, 17 de enero de 2011

314


Solo hay una hora o dos al día en las que me doy el lujo de no pensar.
Olvídalo, nadie dijo que lo mejor fuera lo más fácil.
En ocasiones es o reprimirme, o caer en un agujero negro...
Tampoco soy una chica valiente, siempre busco la solución fácil a no ser que esté completamente segura de que el modo difícil es reversible.
Admite que no es ninguna idiotez, pero que no te hace ningún bien.
No estás sola, lo sabes.
Eres inmortal.


Never let me go

No hay comentarios:

Publicar un comentario