martes, 31 de agosto de 2010

214


Todo esto me recuerda a un cielo tremendamente nublado.
Todo lo ves apagado, sin vida y falto de sentido... Pero el sol sigue vivo, por encima de esa inmensa capa de nubes negras está todo el brillo, la fuerza y la pasión que te hace falta. Pero miras al cielo y piensas en las nubes como un gran techo de piedra, que ni siquiera pretende irse. No lo pienses asi, recuerda que las nubes son solo agua...

Hay que tener perspectiva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario