jueves, 8 de mayo de 2014

530


Dios sabe que soñé una y mi veces que volvíamos a estar juntas. Que todo se arreglaba. Bueno, lo que quiera que fuese ese todo. Y siempre la misma reacción, explosión y luego escombros. Qué hubiera sido de mi, si no se hubieran terminado haciendo realidad. Me da terror pensarlo. Liberación, avance, dinamismo, valor. VALOR, qué bien sabe el valor.
Pero lo que va a suceder en estos próximos cuatro días, ah no, eso no lo soñé jamás. Lo que va a pasar se va a salir del libro de mi biografía de lo inmenso que será, increíble, intenso e inolvidable. Y lo soñaré una y mil veces, repitiéndolo en mi cabeza para que jamás se borre.

Oh, Galeno, deberías vernos. Deberías venir con nosotras, vente con nosotras y vivamos el rugby como dios manda. Entre almas hermanas, un balón y mucho césped.

Ya puedes estar satisfecho, porque esto jamás te lo hubieras esperado de mi. 
He cambiado y lo amo. Hoy voy a decirlo, como me amo.
VALIENTE.

Fuck your comfort zone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario