viernes, 5 de abril de 2013

488




Hola que tal, no se que decir. Escribo por compromiso y casi no tengo tiempo para respirar, así que qué decir, que mi vida es correcta, todo lo correcta que puede llegar a ser una vida; estoy muy cansada, destrozada por estos últimos meses de no parar y aunque me esté destruyendo físicamente y moralmente, hay algo dentro de mi que se divierte sobremanera estando hasta arriba de cosas. Es el morbo de ser estudiante, que no muchos lo encuentran porque realmente es algo que está ahi y solo lo sientes cuando llegas al éxtasis del estrés. No me entiendo ni yo misma pero esto debe ser serio y real, pues por primera vez estoy escribiendo sin borrar ni una palabra de lo que escribo. Mis manos teclean por inercia y creo que mi cabeza razona de igual forma, por lo que sigo igual que al principio: agotada, con dolor de ojos, de espalda, caminando cual fantasma, frustrada por el patético trabajo de fotografía que he hecho hoy y sin embargo, con ganas de más. Sere de las que no aprenden la lección, de las que si el destino las flagela, piden más. Me alegra darme cuenta de que ¡oh! yo nunca he sido así. ¿Es esto un cambio positivo?¿Un cambio a mejor? Un insaciable deseo de moverme constantemente. De fluir. Como la luz.

Flúor. Neon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario