lunes, 4 de junio de 2012

466



No hay heroína, no hay salvador, no hay piedad para quién quiere guerra. Guerra de la sana, de la que al final hay paz y todos salen victoriosos. No quiero que me busques, ni buscarte, no soy de las que se atan a nadie, no me pillo ni los dedos en complicarme por nadie. Una vez prometí ser una dama, con capa de héroe que se salva sola que no necesita un final de película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario