lunes, 12 de diciembre de 2011

424



No me siento realiza en absoluto el trabajo que estoy haciendo y que llevo hecho... Pero me siento realmente orgullosa de mi misma por haber llegado a donde he llegado simplemente con esfuerzo. Mi padre tenía razón, esto ya no es el colegio, y aunque pensé que el mundo se me iba a venir encima, con todo lo que está pasando... Eso de aislarse, concentrarse y trabajar duro tiene una gran recompensa que hasta hoy, no he podido apreciar. Me ha hecho falta todo un puto fin de semana encerrada en mi despacho, para darme cuenta de que soy capaz de hacerlo bien cuando me lo propongo.
Felicitaciones a mi misma. Aunque quede muy egocéntrico, pero qué coño, me las merezco así que le den a la humildad.


Por fin un ligero soplo de aire. Mañana decidiremos si es fresco o no...

No hay comentarios:

Publicar un comentario