martes, 12 de abril de 2011

354



Sois vosotros quienes ponéis las cosas difíciles. Las cosas surgen, de pronto, las mejores ni siquiera se piensan antes de hacerlas. La espontaneidad es la base de la existencia, por lo menos de la mía. Los mejores momentos de mi vida los pasé sin premeditación, fueron únicos por que las circunstancias fueron únicas e irrepetibles.
Hace un par de noches, sufrí de insomnio a causa de doce horas de sueño más otras tres de siesta. Me dediqué, mirando al techo de mi habitación totalmente negro, a recordar todos esos momentos espontáneos. Los más excitantes, los más divertidos, los más intensos y los más impermeables de mi memoria, resistentes a todo. Me eché a reír de felicidad. Pensé en ti; ¿Alguna vez leíste a Nietzsche?

Vitalismo puro y duro eras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario