sábado, 26 de marzo de 2011

345



Había olvidado ya este sentimiento de querer destruirlo todo a tu alrededor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario