miércoles, 24 de noviembre de 2010

278



¡Y a la mierda el ser humano!
¡Es carne para comerciar y devorar!
Solo hay miradas, sonrisas y sexo, sin que interfiera un beso.
Las candelas son para los enamorados y los incendios para los días insospechados.
Rojo, morado, naranja, esmeralda, amarillos, intenso y alto, ¡Que yo te oiga!¡Déjame sorda!
Éxtasis.
Y que siga la fiesta.

Mi vida es correspondida. ¡Y a la mierda el ser humano! 

1 comentario:

  1. Directo. Me ha encantado. Es tuyo, ¿verdad?

    Me ha recordado a alguna que otra canción de Extremoduro ( y ese es un buen halago! )

    ResponderEliminar