martes, 9 de noviembre de 2010

268



- No volveré a escribir nada más.
- ¿Qué?¿estás de broma no?
- No, este es mi último libro.
- ¿Por que? ¡Escribir es tu vida!
- Tu no lo entiendes...
- Prueba.
- Cómo vas a entenderlo... Si ni siquiera existes.


Hace menos de diez minutos que he escuchado este diálogo y me ha hecho pensar en mil cosas distintas. Una de las cosas en las que pensé fue en la promesa que me hice nada más empezar este año... Y que hoy rompí de la forma más dulce que jamás imaginé.

Vuelve a mi, oh, flor de mis pasiones. 
Envenéname con tu néctar y 
devuélveme al mundo al cual no pertenezco. 
El cual me pertenece.



No hay comentarios:

Publicar un comentario