viernes, 5 de noviembre de 2010

264


El campo siempre fue mi mejor maestro.

1 comentario:

  1. "La letra con la sangre entra". No del todo cierto, pero sí que es verdad que algunas lecciones hay que sentirlas. Y duele y cura, y desaparece y se queda...

    ResponderEliminar