lunes, 8 de noviembre de 2010

265


Maldita mierda, por qué tuve que tocarla. 
Vuelvo a estar trabada.

Es la magia de las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario