lunes, 13 de septiembre de 2010

225


Y las negras montañas se fueron tragrando todas las estrellas...
Hasta que la luna desapareció.
Y yo me quedé sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario