martes, 13 de julio de 2010

204


¿Es posible que todos los dias sean perfectos?
La monotonia perfecta. La cotidianidad que siempre quise. Contradictorio.
¿Pueden convertirse todos los dias en dias geniales? Levantarte sabiendo que el dia que te espera será igual que el de ayer... Con giros inesperados, con sorpresas, con muchas risas, musica, sin pisar tu casa, con mucho sol y mucha agua, rodeada de gente que aunque no sepan ni tu apellido, saben hacerte pasar un dia deslumbrante.

Es un verano contrapuesto. Lo mejor ha de venir aún.

¡Todo da muchas vueltas, no tengo tiempo ni de llorar!

quiero verte antes de irme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario