lunes, 28 de junio de 2010

189



Lo vi en tus ojos, se dieron la vuelta, como nuestros planes. La conviniencia nos viste de traje de gris, y los años nos envuelven la cabeza de capas y capas de periódicos, con ideales, creencias, deberes, normas y valores que... Al fin y al cabo destruyen el pasado.


Si tu magia ya no me hace efecto... ¿cómo voy a continuar...?
Tengo miedo de perder y de perderlo todo.

Me siento como una puta anciana que quiere volver a correr como si fuera una niña. Joder, y no quiero envejecer. No quiero envejecer, sabiendo que preferiría no hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario