lunes, 17 de mayo de 2010

164




Hubo un dia, un horroroso dia, en que soñamos todo esto.
Soñabamos que hacíamos lo que nos gustaba. Que estabamos con gente que nos gustaba. Deciamos, pensabamos y actuábamos como nos gustaba.
Nos juramos y perjuramos que tendríamos lo que quisieramos, que nada nos impediría conseguir nuestros propósitos.
Inconscientemente, tambien nos hicimos la promesa de apoyarnos la una en la otra cuando nos hiciera falta y de ayudarnos a llegar a nuestras metas.

'Es cierto que hemos cambiado pero de eso se trataba ¿no? De eso se trata que pase el tiempo, que ocurran hechos y que podamos analizarlos y compararlos con el pasado juntas.'

Ahora te doy la razón respecto a eso, cosa que me daba miedo hacer durante algun tiempo, por que al cambiar nosotras, crei que tambien cambiaría nuestra amistad.
Me arrepiento muchisimo de no haber hecho lo imposible para haberte visto más ultimamente, y saber de primera mano cómo estabas. Me sueles decir que todo te va más o menos bien, y entonces es cuando me resisto a indagar en ese menos, con la intencion de quitarlo de mi vista, y poder hacer que definitivamente te sientas bien...
Necesito saber que soy util y tu me haces sentir útil cuando me confias tus problemas, tus alegrías, lo que piensas, lo que no piensas, lo que haces...

No suelo ser una gran ayuda a la hora de resolver problemas, supongo que por que tengo una mentalidad un poco infantil y ahora es cuando me he metido de lleno en el jardin de la alegria y me cuesta salir para atender a los problemas verdaderos, pero hago lo que puedo, y haré lo que pueda siempre que tu me lo pidas o lo necesites.

En ocasiones te veo conectada al tuenti, al msn, o escuchando musica y quiero abrir una conversacion y empezar a hablar contigo... Pero no lo hago. No se por qué.
Te veo conectada, cierro el msn, el tuenti y todo y me digo: no, tu lo que quieres es verla, que te hable y te cuente, no chatear con ella. Eso es muy frívolo y aunque no lo parezca no me gusta subexponer los sentimientos a la hora de hablar.

Ultimamente le tengo asco a ese medio de comunicacion (prueba de ello es que nunca me conecto). De no poder disfrutarlo en mucho tiempo, he comenzado a apreciar los largos paseos, hablando de mil cosas, cara a cara, de forma directa y sin cosa más natural que la voz y las miradas, las risas o los suspiros cansados de todo. Y se que me hace falta un dia asi contigo, que espero tenerlo pronto por que te echo muchisimo de menos.

Mañana no será ese dia precisamente, pero intentaré sacarle partido a los minutos que pueda dedicarte para sacarte el dolor de barriga, una sonrisa, un gracias y un nerviosismo en las manos que te impida abrir bien el papel de regalo.

Ojala pudiera provocar esas sensaciones en las personas a las que de verdad quiero. Bienestar, una sonrisa, un gracias y felicidad incontrolada.




Espero que esto no haya sonado al tipico: 'que lo disfrutes, la mujer más grande del universo y estoy aqui para lo que necesites'
Por que a nadie le gusta oir lo que ya sabe...

Disfruta tus 17, seguramente serán una edad envidiable.
Ya queda menos para lo que tu quieras.




Espero que solo te puedas quejar de la foto :D

1 comentario: