martes, 6 de abril de 2010

144


Y las llamas resurgieron, se avivaron, se alzaron...
Y quemaron la nube en la que tu estabas dormida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario