martes, 21 de abril de 2009

23




Podria describir todas y cada una de las sensaciones que te produce una hoja de metal deslizandose en tu piel. La sangre comenzando a fluir hacia la superficie, dibujando pequeñas gotitas rojas que de pronto se corren de la incontinencia. La descarga electrica ascendiendo por tu cuerpo hasta tu cerebro, haciendo que te muerdas los labios para no gritar cuantisimo odias la vida que llevas...
Pero no quiero ser yo la que os de el placer de sentir nada.
Soy una inutil.

1 comentario: