martes, 28 de abril de 2009

31



Son las tres de la mañana... 3:09 para ser exactos...

Y tengo ganas de escribir...
Algo filosófico, para desahogarme...

Pero tengo tantisimas cosas en la cabeza ahora mismo, que no se muy como ni de que quejarme...

Supongo que puedo quejarme de ser una quejica. Pero bueno, por lo menos no chapo a nadie a no ser que me lo pida expresamente. Ahi estan los amigos, supongo.
Me he dado cuenta de que realmente solo tengo cuatro amigos...
Mentira, cinco.

Una de mis mejores amigas, vive a mas de cuatrocientos kilómetros de mi ciudad. La mejor y mas intima, la unica e inigualable mejor amiga, me la van ha arrebatar de mi lado dentro unos cuantos meses, reduciendo nuestro tiempo en gran cantidad. Otra, de mi clase, tambien la van ha separar de mi, pero su lejania, no me parece tan grave, vive a mi lado prácticamente. Uno de mis mejores amigos, vive en la otra punta de la ciudad. Le cuento la mayoria de mis depresiones por msn y si hace falta, se recorre toda la ciudad para venir a pasar la puta tarde conmigo, aunque termine emborrachandolo... El último y mas reciente, aunque no por ello menospreciado amigo, vive en un pueblo, y me gustaria que al igual que el anterior, pudieramos vernos mas a menudo. Pienso que es un chaval maduro y divertido.

Tengo estos tan poquisimos amigos. Bueno, los hay que tendrán doscientos amigos, y que tan solo diez le respaldarán como es debido, pero me siento muy afortunada de tener estos tan pocos y geniales amigos. Cada uno tiene su rollo, su estilo, sus ideales, su todo. Lo tienen todo y todos distintos. Eso me gusta. Cinco puntos de vistas totalmente distintos, que me hacen ver los fines de semana como algo muy valioso y cotizado.

El problema, gran y estupido problema, es que aun teniendo tan poco, puedo perder muchisimo.

En el momento en que las palabras se tuerzan todo puede empezar a ir mal.
Y tengo miedo.
Muchisimo.

Tal vez habré comentado esto un par de veces con mi amiga mas intima y llegamos a la conclusion de que la una sin la otra, no es gran cosa...
Pero no me convence. No se, a pesar de esas conversaciones profundas, embarazosas y sentimentales que tenemos, veo nuestra amistad como algo frágil, y al mismo tiempo imprescindible. Es extraño, y molesto, pero aun asi, tengo que ser cuidadosa con ella, y procurar no cagarla o dejarme la piel en sacarle una sonrisa; por que se lo merece joder. Y por que si no la veo descojonarse al menos un par de veces al dia, no duermo bien.


Mi otra amiga, que estando a los cuatrocientos kilómetros que está, me ha sabido apoyar en mucho. Muchisimo. No me ha visto la cara en mi vida, y sabe perfectamente como es mi corazon. Y lo terca que soy vaya. Y lo sensible que es ella. Sabe que se me ha ido la pinza infinidad de veces y no me reprimo a la hora de contarle cualquier cosa. Es unica, y lejana. Tranquila, el dia en que te coja, no te soltaré, lo juro.


Mi compañera de clase, se ha vuelto en poco tiempo alguien importante para mi. Estaba sola, hasta el dia en que ella me dejó ser su amiga y supongo que la amistad nos dura. Su madurez, me hace sentirme segura cuando hablo con ella y eso me resulta agradable. Ella tampoco tiene demasiados amigos, pero estoy segura de que es la chica mas alegre sobre la faz de la tierra.

Mi mejor amigo, ese ser que vive en la otra punta de la ciudad, es un viejo amigo. Y me odio a mi misma, por no haberlo conocido tan a fondo antes. Por que... Es la persona mas maravillosa del mundo y me la he perdido todo este tiempo. Llegó a decirme que me queria, y que queria estar conmigo por siempre, pero fui tonta, diciendole que su amistad me era suficiente. Y ahora ha cambiado, y ya no está tan a mi alcance. Pero no me importa... Creo. Ahora que nuestra amistad se ha estrechado, me doy cuenta de lo mucho que perdi al decir que no... Pero en fin, ahora es feliz... Vuelvo a suponer.


Y el ultimo personaje es el que conozco de hace menos tiempo, pero le he cogido un cariño tremendisimo, hasta el punto de que terminamos por amargarnos el uno al otro, contandonos todo tipo de rayaduras y paranoyas. Tambien ambos tenemos ganas de asesinarnos mutamente, y esperamos ansiosos a que llegue ese dia. Mientras tanto, compartimos las distintas tácticas para matar al otro y tal y cual... Resulta divertido hablarlo, pero sinceramente el hecho de que lo pase mal, me frustra y me deprime.




Son personas muy distintas y me pregunto qué pasaria si algun dia, tan solo una de ellas desapareciera de mi vida. No se, en verdad, por mucho que me lo pregunte, no quiero pensar en la respuesta, ya que prefiero no arriesgarme a encontrarla.
La amistad es lo mas valioso que tengo, y no es precisamente de lo que me sobra. La de veces que me he agobiado por el simple hecho de pensar: Mierda, le voy ha perder. LE VOY HA PERDER JODER. NO NO Y NO.
Y decaigo.

Y me frustro.
Y sufro.
Y me callo.

Por que pienso que ya la lié suficiente, como para encima, atormentar a la gente con mis problemas. Pese a que mi orgullo a veces me pueda y pese a que no soy buena animando ni ayudando a la gente, y aunque me cueste la vida, pretendo sacaros una sonrisa siempre, aunque en ocasiones termino metiendo la pata y bueno, y tal y cual, que no soy perfecta, pese a que vosotros lo seais pormi.


Pero bueno, como dice mi padre: Una amistad que se mantiene a pesar de las distancias, es un a verdadera amistad.

¿Serán cinco verdaderas amistades?
¿O me dejaré a alguno por el camino?


Respecto a esto ultimo, espero estar muy equivocada.

1 comentario: